Euskadi se convertirá en uno de los puntos estratégicos desde donde se trabajará para redefinir e innovar en varios aspectos que rodean al sector de la alimentación. Así lo ha anunciado el Consorcio EIT (European Institute of Innovation and Technology) que pretende innovar en el conjunto de la cadena alimentaria con los objetivos generales de generar productos más saludables, reducir el impacto ecológico de la producción e impulsar el empleo en el sector.

Euskadi ha sido seleccionado como lugar donde alojar una de las sedes del consorcio formado por empresas, universidades y centros de investigación. Otros centros se ubicarán en otras ciudades españolas, italianas e israelíes debido a la presencia de empresas dedicadas a actividades relacionadas con la cadena de valor alimentaria.

La elección de la Comunidad vasca como una de las sedes del del EIT Food permite posicionar a Euskadi como un territorio de referencia en el ámbito de la industria agroalimentaria a nivel europeo. El EIT Food está formado por 50 empresas, universidades y centros de investigación de diferentes países de la Unión Europea, que a lo largo de los próximos 7 años, recibirán una inversión de 1.200 millones de euros por parte de los socios sumados a los 400 millones aportados por el propio Consorcio.

Según han afirmado sus socios, durante los dos primeros años “se desarrollarán las actividades de emprendimiento e innovación del nodo en España, Israel e Italia”, con el compromiso de transformar conjuntamente la forma actual de producción, distribución y consumo de alimentos.

La actividad de los socios del nodo Sur se centrará en “la producción de alimentos y servicios de valor añadido adaptados a los diferentes estilos de vida y estará enfocado a proporcionar a los consumidores el placer de elegir alimentos saludables de elevada calidad gastronómica” con la llamada dieta mediterránea siempre presente.

 

El EIT, con sede central en Bélgica, cuenta con cinco nodos geográficos ubicados en Lovaina (con socios en Bélgica, Francia y Suiza); Munich (con socios en Alemania y Países Bajos); Reading (con socios en Reino Unido, Islandia e Irlanda); Varsovia (con socios en Polonia y Finlandia).

 

Por otra parte, mantiene contactos y colaboraciones con asociaciones, clusters y organizaciones sectoriales situados en otros países europeos como República Checa, Hungría, Lituania y Eslovenia.

 

El consorcio pretende crear 350 startups durante los próximos siete años, formar a 10.000 estudiantes y profesionales, y desarrollar 290 productos y servicios nuevos o mejorados para 2024. Otro reto que se plantea a nivel de sostenibilidad es el de reducir las emisiones del sector alimentario en un 40% para el año 2030.

Otros artículos sobre Financiación Foral e I+D+i