La Hacienda Foral incrementará las deducciones por la creación de ‘startups’

La Diputación de Gipuzkoa prepara una nueva norma foral para incentivar el emprendizaje que consiste en un incremento significativo al 20% las deducciones al IRPF a los emprendedores con el fin de incentivar la creación de startups en el territorio.

Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa,  y Jabier Larrañaga,  diputado de Hacienda y Finanzas, informaron sobre las principales líneas que regirán la política fiscal de la comunidad foral durante el año 2017, que pretende promover la creación de nuevas empresas para generar riqueza y empleo.

El diputado general de Gipuzkoa, en su declaración, defendió que  este territorio dispone de recursos suficientes para atraer talento y favorecer la aparición de startups, a través de las infraestructuras adecuadas ya sea con incubadoras especializadas o en entornos de larga tradición industrial. El gobierno foral quiere ahora utilizar los instrumentos fiscales para reforzar este escenario.

En palabras de Markel Olano “El año pasado pusimos el foco en la necesidad de apuntalar los proyectos, por ejemplo con la norma foral para la participación de las personas trabajadoras, y este año nos hemos centrado más en las medidas para favorecer el emprendimiento”. A continuación el diputado de Hacienda y Finanzas, explicó la estrategia que llevará a cabo su departamento para avanzar en este objetivo.

Los tributos sobre los que incidirá esta medida serán el IRPF y el Impuesto de Sociedades. Jabier Larrañaga recordó que la deducción por inversión en nuevas empresas que se aplica actualmente en el IRPF es del 20%, pero con esta nueva norma incrementará de manera significativa.

Además, la entidad foral no sólo pretende incrementar el número de nuevas empresas, sino que pretende intervenir en la cualidad de estas, definiendo  las características que deben cumplir los proyectos de nueva creación para acceder a las deducciones.

Siguiendo el mismo principio, la denominada “reserva especial para emprendimiento” del Impuesto de Sociedades, está siendo revisada para que se incorporen ideas empresariales “que hasta ahora se quedaban fuera por no cumplir las condiciones”.

Esta reforma tiene el objetivo de coordinar la fiscalidad de la Diputación de Gipuzkoa con la normativa fiscal europea, para que esta reserva especial no sea considerada ayuda del Estado. Según aseguró Markel Olano, los incentivos irán dirigidos hacia el perfil del emprendedor empresarial.